#GeekTheory Stranger Things la teoría del Demagorgon


Hoy en una nueva sección de GeekTheory les traemos la propuesta de la gente de La Cuarta Pared, una teoría que nos vuela la cabeza literalmente y aunque no es de nuestra autoría no podíamos dejar de compartirla con nuestros fieles lectores!
Aquí les dejamos la nota completa!

Sin lugar a dudas, Stranger Things es una serie que nos ha impactado a todos por igual. Con su estética nostálgica y un sinfín de referencias a la cultura pop de los años '80, sumadas a un casting maravilloso (¡viva Dustin!), ha logrado escalar hasta convertirse en la producción más exitosa de Netflix en lo que va del 2016.

Los Hermanos Duffer (creadores, escritores y directores de la serie) hacen gala del uso del simbolismo y la dualidad. Pareciera que nada es librado al azar y todo, hasta el más pequeño detalle, es introducido en la historia con una finalidad: hacer que el espectador especule y saque sus propias conclusiones capítulo a capítulo. Y es justamente esa curiosidad que nos despiertan las "pistas" dejadas por el camino lo que nos llevó a buscar en internet (no sólo sirve para ver pornografía videos de gatitos) y encontrarnos con una interesante teoría recapitulada por el portal Uproxx, que se plantea la siguiente pregunta:

Antes de proseguir, debemos advertirte: a partir de este momento,
LA NOTA ESTÁ REPLETA DE SPOILERS si aún no viste la serie
(en cuyo caso deberías ir urgente a la Guardia del hospital más cercano, porque algo malo tenés). ¿Listo? ¿Todos enterados? OK, sigamos...


¿Son Eleven y el monstruo que habita "El otro lado"
una misma entidad?


Como somos muy nerds y no podemos dormir hasta descubrir la verdad (sí, esta es la clase de problemas que enfrentamos los redactores de La Cuarta Pared; nada de no llegar con la guita para pagar la luz, o problemas con las minas), decidimos meternos de lleno con esta teoría. Y no sólo compramos la idea, sino que también descubrimos aún más evidencia para aportar a la causa (nos vamos a morir vírgenes). ¿Comenzamos?

LA PULGA Y EL ACRÓBATA

La primera pregunta que nos hacemos es: ¿Qué es exactamente el monstruo? Los chicos lo bautizan como Demogorgon, en alusión a uno de los bichos malos más poderosos del mítico juego de rol "Dungeons & Dragons" (Calabozos y Dragones), el cual es introducido en una de las primeras escenas.

Plantando la primera pista...

Como podemos ver, esta criatura tiene 2 cabezas. ¿Esto no les llama poderosamente la atención? ¡Basta con tipear su nombre en Google para saber un poco más sobre ella! Efectivamente no se trata sólo de un muñequito feo y sí, tiene 2 cabezas. Cada una de ellas es controlada por personalidades individuales y opuestas, llamadas Aameul y Hethradiah, que se odian profundamente. Si pudieran, se matarían una a la otra, pero no pueden hacerlo ya que son un mismo ser. Es decir, no pueden existir una sin la otra.

Dicho esto, si Eleven y el monstruo fueran inseparables (por ser la misma "cosa") como lo es el Demogorgon, entonces esto explicaría por qué ambos se desvanecen al mismo tiempo durante el final de la serie. Ella no destruye a la criatura y luego muere; lo hacen juntos, casi de manera simultánea.

Gracias, ¿vuelvan pronto?

Llegamos así a la conclusión de que, probablemente, este bicho malo (porque todo lo que sea carnívoro es malo) sea una manifestación física, algo así como el Lado Oscuro materializado, del trauma sufrido por Eleven mientras experimentaban con ella en el Laboratorio Nacional de Hawkins. Esto se comprobaría con el hecho de que la primera aparición de la criatura no sea en El Otro Lado, sinodentro de la mente de nuestra heroína, representada por el espacio negro y vacío. 

"Holiii, mucho gusto".

Es precisamente en ese momento, cuando Eleven se encuentra dentro del tanque de aislamiento, bajo una tremenda presión y al borde de un ataque de pánico, en que el monstruo hace su entrada.

Esta dualidad, estas dos personalidades opuestas en una misma persona, está implícita en otro simpático detalle: En los primeros minutos de la serie, Will y Dustin hacen una carrera de bicicletas donde apuestan el #134 de Uncanny X-Men (vol. 1).

Adivinen qué sucede al final...

En este número (uno de los más clásicos de la historia de Marvel Comics), Jean Grey, la joven mutante con poderes telekinéticos (como ya saben quién... no, ¡Voldemort no!), se enfrenta contra una entidad malévola que habita dentro de ella, de nombre Fénix.

Les va cayendo la ficha, ¿no? Imaginamos sus caras...

¡Santas referencias mutantes!

Incluso hay una viñeta donde Jean estampa contra la pared al villano Mastermind, inmovilizándolo literalmente de la misma manera que hace Eleven con el Demogorgon.

Ooops.

Por ahora vamos a obviar el conocimiento de que, eventualmente, la entidad Fénix corrompe la moral de la bondadosa Jean convirtiéndose en Fénix Oscurauno de los mayores villanos a los que se han enfrentado los X-Men (asesinó a todo un planeta, chicos; no es joda).

LA CONEXIÓN

Entonces, ¿existe una conexión mental entre Eleven y el monstruo? Recordemos la batalla final, donde ambos extienden sus brazos en forma de espejo (espejo, el otro lado, la parte oscura, etc.)

Todo cierra de una manera hermosa.

Esta conexión explicaría también por qué la niña sabía que el Demogorgon había capturado a Will y a Barb, ya que los reconoce a través de fotografías, sin saber nada de ellos previamente. Simplemente se sorprende al verlos.

"¿Este no es Carlitos Balá?"

Sin ir más lejos, el monstruo llega al escondite de Will (episodio 7) en el Otro Lado recién luego de que Eleven lo encontrara. Pero ella nunca entra a este mundo alternativo; sólo viaja con su mente, ya que se encuentra sumergida en la pileta para poder concentrarse y expandir sus habilidades. Es por eso que encuentra a Barb muerta y luego a Will, pero en el espacio oscuro que representa su mente. Al estar conectados, el Demogorgon supo exactamente dónde hallar al escurridizo niño

Y si todo esto no los convence, recuerden lo que pasa cuando Mike salta en el acantilado para luego ser salvado por Once. Ella lo dice con sus propias palabras: "Mike, perdóname. El portal... yo lo abrí. Yo soy el monstruo".

PARÁ PARÁ PARÁ...

Y no olviden este detalle: ella es una persona que habla en forma literal. No conoce el doble sentido, la metáfora, el eufemismo. Y por sobre todas las cosas: "FRIENDS. DON'T. LIE." ("Los amigos no mienten", y si no lo leyeron con la voz de Eleven, entonces no sé qué hacen leyendo esta nota).

¿Cómo no amar esta serie? Llena de acertijos y que nos permite jugar con teorías para cada capítulo. Tendremos que esperar para ver una segunda temporada (la cual no está 100% confirmada aún) para ver cómo continúan las aventuras de nuestros ochentosos amigos. Pero no se preocupen, porque son los mismos protagonistas quienes se plantean, durante la última partida de "Calabozos y Dragones" , las mismas dudas que tenemos nosotros:

LUCAS: La partida fue demasiado corta.
(refiriéndose a la temporada: ¡sólo 8 capítulos!)

MIKE: ¡Duró diez horas!

DUSTIN: No tiene sentido. ¿Y el Caballero perdido?
(aludiendo a Eleven)

LUCAS: ¿La Princesa orgullosa?
(¿Por qué Nancy no se queda con Jonathan?)

WILL: ¿Y esas flores raras de la cueva?
(¿Qué eran esas cosas que encuentra el Sheriff Hopper en el Otro Lado?)

No podemos más de la emoción. Por supuesto los invitamos a que dejen sus comentarios: ¡queremos saber qué piensan y cuáles son sus propias teorías!

No hay comentarios