Shonda Rhimes entre Trump y ''Scandal''


El estreno de la sexta temporada de ''Scandal'' y el regreso de TGIT se pospone una semana en ABC debido a la emisión de un programa sobre Donald Trump, ''America’s First Family: The Trumps Go to Washington''.

Los tres programas de Shonda Rhimes, ''Scandal'', ''Grey’s Anatomy'' y ''How to Get Away with Murder'', que forman parte del segmento TGIT (Thank God It's Thursday) volverán a la pantalla de ABC el 26 de enero.

Con respecto al regreso de ''Scandal'', que promete una revelación explosiva sobre la elección entre Mellie (Bellamy Young) y Frankie (Ricardo Chavira) tardará una semana más en llegar a la pantalla. Frente a ésto, se le preguntó a Rhimes si el contenido del episodio de estreno podría haber inducido a los ejecutivos de ABC a querer posponer el estreno de la serie hasta el 26 de enero (después de la asunción de Donald Trump), Rhimes dijo: "No voy a comentar conversaciones con mi jefe. Me gusta mi trabajo. Cualquier cosa acerca de la programación, pregúntenle a la cadena".

Abiertamente, ABC dijo que el cambio fue hecho para asegurar que TGIT volviera con tres episodios originales. "Estoy bien con lo que hagan", afirmó Rhimes y agregó: "No tiene nada que ver con mi trabajo. Me gusta quedarme en mi carril''.

Por otro lado, en referencia a lo que sucederá en la serie y las similitudes con la realidad, Rhimes expresó: "No sé si hay similitudes. No creo que los candidatos tengan similitudes con los candidatos en la vida real. Francisco Vargas es muy esperanzado, un tipo muy diferente de candidato democrático. Estos candidatos no igualan. Así que no creo que puedas relacionar los dos".

En una entrevista, Rhimes comentó que ella y los escritores de ''Scandal'' tuvieron que reconsiderar algunos episodios teniendo en cuenta lo que sucedió en la política: "Literalmente teníamos una historia donde el gobierno ruso estaba tratando de desestabilizar al gobierno de Estados Unidos jugando con las elecciones. Estábamos construyendo eso en la historia. La sala de escritores estaba llena de gente mirando a la pizarra, diciendo: "Oh, Dios mío". Se trata de que todos leemos los periódicos, todos estamos prestando atención a las noticias. Desafortunadamente, la realidad se está extrapolando a su grado más loco en este momento''.

Fuente: EW

No hay comentarios