Justice League Geek Review


Cuando parece estar viniendo el fin del mundo, y el héroe alienigena protector de la tierra esta muerto y enterrado, no se pierden las esperanzas, y menos siendo Batman. Porque el caballero oscuro decide ir a reclutar a todo aquel que tenga algo de superpoderes, aunque algunos de ellos estén medios verdes.

El mejor aspecto de Justice League es la química entre los personajes y las historias personales de cada superheroe. A diferencia de su pre-cuela, Batman v Superman: Dawn of Justice, los personajes, incluido Batman son mucho mas heroicos, y no tan apáticos e impersonales. Sus intereses cambiaron, y están unidos por un problema en común. La liga de la Justicia, tiene sus buenos y malos momentos, pero sirve además de plataforma para lo que esta por venir en el universo cinematográfico DC

El arco instrumental de la película, la historia en si, no es complicada de entender, pero quizás con mas tiempo hubiese sido mejor explicada. Al final, uno sigue el flow y no se pierde.

Si bien es la agenda de Batman la que marca los planes a seguir, cada uno de ellos tuvo su momento para brillar. Gal Gadot como Wonder Woman, se roba todas las escenas, sin spoilear demasiado, hubo una en particular en la que sin mencionar una palabra, con sus gestos, hizo que todos nos riéramos. Solo recuerden ese hermoso momento, justo antes de las batallas donde siempre uno se pone melancólico.

Affleck en su papel como Bruce Wayne/Batman puede sonar como privilegiado y arrogante pero a su vez, luego de los hechos de BvS, esta mas consciente de todo. Después de todo, tiene que adaptarse a jugar bien en equipo para sobrevivir.

Jason Momoa, como Arthur Curry (Aquaman), tiene sus momentos, y aquellos que son bajo el agua sirven de plataforma para la película en solitario, ya que te deja mas preguntas que respuestas sobre el héroe marítimo. 

Por su parte, Cyborg de Ray Fisher termina siendo mas integral a la trama de lo que inicialmente pensaba, dándole la oportunidad de probarse a si mismo como un personaje misterioso. 

Hablemos ahora de Ezra Miller, alias The Flash, este Barry Allen es mas gracioso, mas fanboy y ansioso que el Flash que los televidentes de CW estamos acostumbrados, pero mas allá de eso. Allen al que Miller interpreta brillantemente, no es muy brillante, valga la redundancia, o al menos no lo parece. Es torpe, no parece entender la gravedad de la situación, y es algo molesto. Mi critica no va hacia Miller, a quien admiro como actor, sino a los guionistas, que lo utilizaron como el personaje cómico, descontracturante, cuando Allen tanto en los comics como el la serie, es un científico.

En fin, la película son casi dos horas de diversión asegurada, no te levantes del asiento, hay dos escenas post créditos y la segunda casi me deja sin corazón.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.