La vida y muerte de Carrie Fisher


​De vez en cuando, la vida nos regala personas con tanta luz, que el mundo no tiene otra alternativa que rendirse a sus pies. Carrie Fisher, fue y será, para nosotros los Geeks, ese tipo de persona.

Me tomo tiempo poder escribir estas líneas y pasó a explicar porque. No soy fan de Star Wars del principio, cuando salió la segunda trilogía en los 90, debo admitir que pico mi interés. Aún así, no vi la saga completa hasta hace tres años, un poco por JJ Abrams y un poco por nuestra colaboradora Dani, que es fans hace años. Mire, bajo su tutela, en el orden como salieron y fue el personaje de Carrie, quien más me llego. Pensé en su momento lo genial que hubiese sido tener una princesa así como modelo. No solo era bella, sino que era audaz, inteligente y para nada una doncella en apuros. Carrie se quedó conmigo, Leia Organa se quedó conmigo. Por eso esta ausencia en particular toca una fibra en mi.

Vida 

Carrie Fisher fue actriz, escritora y guionista de cine y televisión. Fue conocida principalmente por interpretar a la princesa Leía Organa en la trilogía original de Star Wars. Hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds. Apareció en algunas producciones con su madre antes de empezar su primer trabajo de cine, cuando interpretó a la seductora joven de Warren Beatty en Shampoo (1975), de Hal Ashby

Dos años después surgió el papel por el que sería ampliamente reconocida, la princesa Leia Organa, en Star Wars: Una nueva esperanza (1977), una interpretación que repitió en las continuaciones de la trilogía, El Imperio contraataca (1980), El retorno del Jedi (1983) y, 32 años más tarde, en El Despertar de la Fuerza (2015).

Después de estos éxitos luchó contra la dependencia de las drogas y el alcohol y vivió un breve matrimonio con el cantante Paul Simon.

Su carrera cinematográfica se resintió considerablemente. Under the Rainbow (1981) y Hollywood Vice Squad (1986), fueron un claro ejemplo de eso, con excepción de la ganadora de tres premios Óscar de 1986, Hannah y sus hermanas. A partir de entonces trabajó como actriz secundaria, en comedias tales como When Harry Met Sally... (1989), Sibling Rivalry (1990) y Soapdish (1991).


En 1987 publico su primer libro como escritora, en la novela semi-autobiográfica, Postales desde el filo. En 1990 el director Mike Nichols le encargó el guión para la adaptación al cine de su libro, con Meryl Streep en el papel de Carrie y Shirley MacLaine en el papel de su madre en una época de su vida. Fisher siguió escribiendo y publicó otras novelas como Surrender the Pink y Delusions of Grandma. En 2001 se llevó a la pantalla otro guión suyo: fue el telefilm These Old Broads, con un cuarteto protagonista de lujo formado por su madre Debbie Reynolds, su antigua enemiga Elizabeth Taylor, Shirley MacLaine y Joan Collins.

Fisher contó públicamente los problemas que había tenido con las drogas, su batalla con el trastorno bipolar y la adicción a los anti-depresivos en el programa 20/20 del canal de televisión de la ABC.

En septiembre de 2009 publicó una biografía llamada Wishful Drinking, donde narra sus experiencias en clave de humor, riéndose de su tendencia al alcoholismo y sus fracasos sentimentales.

En una de sus entrevistas más reveladoras en octubre de 2010, mientras se encontraba en Sídney, Australia, confesó su fuerte adicción a la cocaína durante el rodaje de Star Wars: El Imperio contraataca (1980) y que sobrevivió a una sobredosis. «Poco a poco me di cuenta de que estaba usando las drogas un poco más que otras personas y que estaba perdiendo mi control sobre ellas.(...) Le di tanto a la cocaína en Star Wars que incluso John Belushi me dijo que tenía un problema. 


Su ultimo libro The Princess Diarist, publicado en noviembre de 2016, habla mas que nada de sus problemas con la fama y con el sexo, y da una gran revelación: Durante la filmación de Star Wars en Elstree, Fisher tuvo una aventura con su co-estrella Harrison Ford, en aquel momento padre de dos niños. La mantuvo en secreto, mas que nada por vergüenza.



Muerte

El 23 de diciembre de 2016, mientras volvía de un viaje de Londres a Los Ángeles, para la promoción de su ultimo libro, sufrió un infarto cuando aun se encontraba en vuelo llegando a LAX. Un medico y una enfermera en el avión, pudieron asistirla y mantenerla estable, finalmente el 27 de diciembre, falleció en el centro medico de UCLA, según confirmó su hija Billie Lourd. Al día siguiente, su madre, la actriz Debbie Reynolds, tuvo un accidente cerebrovascular que termino con su vida, mientras preparaba el funeral de su hija.

Billie Lourd publicó recientemente un agradecimiento a los fans por el apoyo que le dieron en este momento tan difícil.

Es difícil poner en palabras lo mucho que impacta la vida de una persona a través de el lente de una cámara, de un personaje que para muchos es real (en un universo paralelo). La Princesa Leia es ahora una con la fuerza y la fuerza está con nosotros.

By @Lord_mesa


-Loli Pérez

No hay comentarios